El tema de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales invita a «no tener miedo de afirmar la verdad», pero con «un estilo de misericordia»

Después de animar a periodistas y comunicadores a Escuchar con el oído del corazón, el Papa Francisco los invita a Hablar con el corazón. Es decir, a como dice la carta a los Efesios, Realizar la caridad en el amor. Son las dos partes del lema elegido por el Santo Padre para la 57 edición de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el 18 de mayo de 2023. Es de esperar que, como es tradición, el mensaje completo del Pontífice se publique el 24 de enero, memoria de san Francisco de Sales, patrono de los periodistas.

Este lema invita a utilizar «el don de la comunicación como un puente y no como un muero», en un contexto marcado «por polarizaciones y debates exasperados». También «en la vida eclesial», apunta el Vaticano en una nota. Frente a esto, los católicos «estamos invitados a ir contra corriente», exponiendo «la esperanza que hay en nosotros» siempre «con afabilidad».

«No hemos de tener miedo de afirmar la verdad, a veces incómoda, que tiene su fundamento en el Evangelio», se asegura desde la Santa Sede. «Pero, al mismo tiempo, no hemos de separar este anuncio de un estilo de misericordia, de sincera participación en las alegrías y los sufrimientos de las personas». Modelo para ello es el relato evangélico de los discípulos de Emaús.

«El conflicto global que estamos viviendo» hace «más necesaria que nunca» una «comunicación no hostil», sino «abierta al diálogo con el otro, que favorezca un “desarme integral”, que trabaje para desmontar la “psicosis bélica” que se anida en nuestros corazones», como exhortaba san Juan XXIII en la encíclica Pacem in terris. Este esfuerzo, necesario por parte de todos, se pide «en especial a los operadores de la comunicación, llamados a ejercer su profesión como una misión para construir un futuro más justo, más fraterno, más humano».